sábado, 8 de octubre de 2011

Crónica sábado 8/10/2011

A las 8,30 de la mañana, puntuales como relojes suizos, nos hemos congregado un nutrido número de ciclistas con las ilusiones puestas en la salida que nos tenía preparada Nacho (Mr. Garmin) y que prometía una buena jornada de ciclismo. Pero ante todo dar la bienvenida oficial al club a Luisfer y su flamante Trek. 
Hoy si por algo estoy contento, es por haber logrado reunirnos los componentes de la sección de montaña y carretera en una misma salida, y sobre todo, agradecer a los montañeros el haber aguantado “sin rechistar” una salida cien por cien rutera y por pistas, sin esas zonas técnicas que tanto disfrutan y los de carretera tanto tememos… Os debemos una chicos.
Bien, aparte de los mencionados Nacho y Luisfer, éramos de la partida; Pedro (Secre), Javier (Presi), Paco (Biker), Jesús (¡Jesús como sube!), Juan Pedro (Cacaíto), Toni (Biker 2º), Fernando (un tío con clase, siempre acaba con la bici limpia), Miguel (que cada día que pasa está en mejor forma), Manolo (nuestra leyenda) y quien esto escribe (Preparador).
Después de la foto de rigor, salimos todo el grupo dirección Molina para, y siempre bajo las órdenes y supervisión de Nacho y su Garmin, coger la Mota del Río y poner rumbo a Archena, donde llegaríamos sin más incidencias que un pinchazo de nuestra nueva incorporación, que rápidamente subsanó. Ya en esta localidad, decimos adiós a Javier y Luisfer, que tenían que estar pronto en casa.
Mientras nosotros siempre fieles a los dictados de Nacho, que a su vez nos los trasladaba de la nítida pantalla de su GPS, poníamos rumbo a la Sierra de Ricote.
Ya saliendo de Archena, tuvimos la primera incidencia, dimos la vuelta por que el GPS nos desvió por un camino equivocado, es algo que entra dentro de lo razonable, la tecnología a veces nos juega una mala pasada… se comprende.
Una vez puestos a pedalear, pasada de frenada por que nos pasábamos el camino que indicaba nuestro guía. Y a partir de ahí el caos. Nos metíamos por un camino, después de doscientos metros resulta que no era ese, sino el otro. Nos metíamos por el otro, y esta vez sí, seguro que es este, pero otra vez no, no era ese, sino uno más adelante, que resulta que tenía una valla impidiendo el paso… vuelta al inicio.
Los nervios se iban destemplando, Nacho argumentaba que la pantalla de su GPS sin saber cómo ni porque, se iba empequeñeciendo y eso hacía que no lo viera con claridad. Que si Google no sé qué. Bueno una serie de excusas que nos llevaban a dudar de las virtudes de su Garmin. Menos mal que somos pacientes y colaboradores y comprendimos que su GPS se orientaba por eliminación, esto es, vamos probando todos los caminos posibles y siempre habrá uno que es el correcto, habitualmente el último.
Pero a pesar de todos los pesares, conseguimos llegar a la Sierra de Ricote y comenzar la subida. Desde el inicio de la misma Jesús se marco un ritmo que pronto comenzó a pasar factura a la mayoría del grupo. Solo Paco y algún otro conseguían aguantar a duras penas su rueda, y eso que se iba reteniendo.
Reagrupamiento en la cima, y Nacho que se adelanta para darle tiempo al GPS a orientarse y pronto todos tras él. Rápida bajada por una amplia pista con buen firme que nos lleva hasta Yéchar, de allí a los Baños de Mula donde cogemos la Vía Verde dirección Alguazas, donde volvemos a tomar la Mota del Río que nos dejará otra vez en Molina. Y después de ochenta kilómetros unos tiran para Altorreal, mientras a otros les espera en la Alcayna una buena cerveza bien fría.
Nacho ¿Puede ser que el GPS lo tuvieras conectado al satélite que cayó semanas atrás en el océano?
 Aun así, muchas gracias por la buena ruta que nos has preparado, ya estamos ansiosos de la siguiente.
En otro orden de cosas, esta tarde he tenido la fortuna de hacer unos kilómetros con Antonio, un nuevo integrante que paso a presentaros virtualmente, al que mañana veremos en los Bike Days.

5 comentarios:

  1. Antoñete, muy buena crónica. Te prometo mejorar las prestaciones de nuestro Garmin. Por cierto, la nueva incorporación lo veo muy fino, este tio puede ser peligroso, realmente incorporaciones como esta¿ nos conviene a los Trolls ?

    ResponderEliminar
  2. Una buena cronica compañero, pero una cosa digo, ahí asta el mejor navegador se vuelve loco, si hay 200000 caminos " alguno mas o alguno menos ", así que no hagais escarnio de mi primo Nachete y cuando vaya no me dejeís solo por ahi que aparezco en Marruecos, jajaja.

    Un saludo a todos y sobre todo a Antonio el nuevo integrante, haber si se me arreglan los achaques de la edad y voy a veros que tengo ganas, AHU.

    ResponderEliminar
  3. Eres un maestro, Antonio Enrique. Divertida y detallada crónica.
    Del Garmin, no te preocupes Nacho. Se de uno que se perdió dando vueltas por los alrededores de Londres intentando seguir la ruta que marcaba...hasta que se el cacharro se bloqueó y le dejó más tirado que una colilla. :-)

    ResponderEliminar
  4. La literatura española y la crónica periodística se están perdiendo a un experto... habla con Baldo, y que te busque trabajo como freelance. Me ha gustado mucho la crónica.

    ResponderEliminar