martes, 17 de junio de 2014

Estreno con pinchazo, y castañazo del tio del mazo

Por Abilio Gallar

Como toda ruta programada por el club, a las 8.30 h.parten de la Plaza Chica Javier, Juan Pedro, Carlos y Miguel, digo parten porque el que suscribe se le pegaron las sábanas y cogiendo algún atajo que otro se encontró con ellos en el cruce del trasvase.

Una vez ya todos juntos seguimos todo el trasvase a buen ritmo conducidos por Carlos y Javier magistralmente dándome cuenta de la adquisición de un montura nueva por parte de Miguel que según el material visto no ha escatimado en gastos y a Javier con casco nuevo de origen murciano con los ya míticos colores del club y un servidor que estrenaba ruedas para todo tipo de inclemencias metereológicas y como siempre comentando cosillas de actualidad y haciendo ya nuestras apuestas para el Tour de Francia que promete ser apasionante.

Abandonamos la carretera del trasvase para adentrarnos ya en ésta apasionante salida camino del alto de la losilla , con una subida en la cual Carlos pone una marcha cuartelera de ésas que ya hablábamos poco entre nosotros, con Juan Pedro subiendo fácil como él solo sabe hacerlo, Javier regulando y volviendo poco a poco a coger su golpe de pedal sobre todo después de su desgraciada caída semanas antes, Miguel aguantando como un jabato y el que suscribe haciendo lo que puede.

Coronando el alto de la Losilla iba a decidir el signo de la etapa ya que empiezo a tener una debilidad sospechosa en mis piernas lo que empezaba ya a sentirme apajarado, y sólo llevábamos 20 kms. De los 85 más o menos que íbamos a recorrer.

Emprendemos el descenso camino de la localidad de Cieza, y efectivamente, iba a ser un día duro para mí, no dando ni un relevo prácticamente viendo el buen entendimiento de mis compañeros de grupo y en uno de ésos repechos durillos antes de llegar a Cieza, el tío del mazo me arrea un castañazo en todo el costillar que me deja K.O. para lo que queda de jornada.

Llegamos a Cieza sin mucho contratiempo, adentrándonos ya en la zona del valle de Abarán, Blanca, Ojós, etc y el calor empieza a hacer mella en todos, llegando mi gps a marcar incluso 40º de temperatura. Carretera con un paisaje espectacular, que dada mi condición física mis compañeros deciden ralentizar la marcha con el fín de llevar unido el grupo y así más de uno disfrutar del paisaje.

En una de ésas vueltas y revueltas del camino, Miguel nos advierte que ha sufrido un pinchazo (buen estreno), a lo que paramos todos a una a solventar dicho contratiempo con la sabia maestría de Javier ayudando a nuestro compañero Miguel ya que nunca había sustituido una cámara por otra, con tan mala suerte que cuando ya estaba todo reparado la válvula sale a hacer leches por ahí prestándole otra cámara ya ésta sin contratiempos, eso sí, asaltados por los insectos autóctonos de la zona.

Después de ésta parada obligatoria de una media hora, os podéis imaginar que nuestras piernas pasaron a ser de cartón-piedra absolutamente, y nos quedaba todavía por coronar el Alto de Ulea que como todo alto que se precie tiene su dificultad y con unas temperaturas ya un poco extremas.

Como es fácil de adivinar enseguida me quedo cortado del grupo quedándose conmigo Javier explicándome cómo es la subida, dónde suele atacar él, etc con su sabia maestría, así uno va cogiendo apuntes por si algún día tengo el minuto bueno y puedo poner en apuros a alguien.

Coronando el alto de Ulea, Javier nota unas vibraciones en su rueda que va pegando saltitos a lo que me paro con él y posiblemente del calor la cubierta va perdiendo sus propiedades, imaginaos lo tórrida de la jornada.

Emprendemos el descenso camino del trasvase de nuevo sin contratiempo alguno, pasando junto a la bicicleta blanca de nuestro querido y difunto compañero Javier García “Altaria” siempre recordado por todos nosotros.

Gracias a mis compañeros recorro todo el trasvase sin mucha dificultad, siempre agazapado tras ellos y escoltado por Javier por si perdía rueda en algún momento sobre todo en el alto del trasvase ya camino de nuestro bien merecido refrigerio en forma de potasio líquido para reponer fuerzas, ya que a mí me faltaba todavía el ya mítico Le mur de Abilio conocido por todos con picos del 12 %.

Apasionante jornada de ciclismo y nos vemos en la próxima a ver si con alguna unidad más dentro del grupo.


Dado que me brindáis la oportunidad para escribir las crónicas de las salidas, tengo que deciros que hoy domingo he podido tener una desgracia en forma de atropello en una de las rotondas de Alcantarilla, en la cual teniendo yo la preferencia un sujeto sospechoso en forma de abuelete de + de 80 tacos me ha podido llevar por delante de lleno, cual toro que empitona al torero, porque es que NI ME HA VISTO , y precisamente no me considero un escarabajo colombiano, y gracias a mi instinto me ha salvado un golpe de riñón que he dado para hacer avanzar la bici unos centímetros más, pero lo indignante del caso, es que he mirado para atrás a ver si tenía un poco de vergüenza y se disculpaba o algo así y el sujeto éste seguía mirando para enfrente como si no hubiera pasado nada. Algunos cicloturistas que pasaban por allí han movido la cabeza como diciendo “de la que te has librao macho”.

Tanta ley de tráfico, tantos cascos para los niños en los jardines y parques, deberían de revisar para ciertos individuos la edad máxima del carnet porque no tienen aptitudes físicas para ello.

Nos vemos ¡!!!!!



4 comentarios:

  1. Como siempre espectacular la crónica Abilio!!!!! Tras estas crónicas lo único que apetece es que mañana sea sábado para salir de nuevo con el grupo. Nos vemos en la próxima!!!! Un abrazo máquina!!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Espero que algún día tengas ese minuto bueno en el que pongas en apuros a alguien. Seguro que llegará, jejeje!!!, Excelente relato.

    ResponderEliminar
  4. Aunque por reiterativo no deja de ser menos cierto: ¡MUY BUENA CRÓNICA ABILIO!
    Tu nada más que quejarte de como subes, pero eres el único del club que tiene un col con su nombre.

    ResponderEliminar