domingo, 1 de junio de 2014

CICLISMO, DEBUT Y DESPISTES
A las ocho treinta en Plaza Chica nos hemos reunido un nutrido grupo de ciclistas, coincidimos los miembros del club de carretera y de montaña. Para mí ha sido una agradable coincidencia, hacía tiempo que no veía a algunos compañeros, lo que ha supuesto una rápida puesta al día.
En cuanto a lo que en esta crónica nos ocupa, el grupo de carretera hemos puesto dirección a Molina los siguientes integrantes: Miguel, Juanjo, Alfredo, Santiago, Germán, Ramón; nuevo socio y debutante en carretera ¡bienvenido al club Ramón! y quien esto escribe, Antonio Enrique.
Pasada la rotonda de la Quinta nos cruzamos con Riquelme, Jesper, José María y algunos más que de Molina iban a nuestro encuentro. Jesper, José María y dos compañeros suyos han dado la vuelta y se han unido a nosotros, mientras Riquelme, Fulgencio y alguno más han tenido que seguir un tramo en dirección contraria para poder girar en nuestro sentido de marcha. Esto ha supuesto que hubiera un despiste pensando que íbamos todos juntos, cuando en realidad estos últimos faltaban.
El grupo continúa con la ruta prevista, pero decide ir por la Rivera de Molina, mientras José María, que da la voz de alarma, intenta en repetidas ocasiones contactar con Riquelme para intentar unirnos en Alcantarilla.
Estando en el cruce esperando, nos saluda Luisle que también espera junto a Rubén Fernández, qué gozada para unos cicloturistas cruzar saludo y en ocasiones grupeta con profesionales como ellos.
Como no conseguimos ponernos de acuerdo con nuestros compañeros, ya van por el Cañarico, viendo el tiempo perdido decidimos ir directos a Librilla por los huertos y de allí a Alhama. En Librilla nos dejan Santiago y Germán que subirán por la Cola de Caballo y en Barqueros regresarán a Alcantarilla. El grupo sigue a buen ritmo dirección Alhama, nos espera la subida a Gebas donde tomaremos café en el Mirador de Gebas, parada clásica cuando transita la ruta por allí.
Con las fuerzas repuestas enfilamos camino a Fuente Librilla, Barqueros y Alcantarilla, otra vez por la Ribera de Molina llegamos a Molina, donde se queda parte del grupo. El resto ponemos rumbo a la Alcayna comentando la suerte que hemos tenido, la lluvia nos está respetando, aunque el cielo amenaza tormenta. Aún así tentamos la suerte y decidimos reponer potasio en la Tapería del Sur, me alegro por el cambio en la dirección del bar, hemos ganado bastante.
En resumen, clásica ruta de carretera que combina un poco de todo. Un placer hacer rutas en tan agradable compañía.
Como ayer no me mojé y en vista que en Murcia la lluvia es un regalo, hoy domingo decido repetir la salida.
Me veo en Plaza Chica con Paco Cantero, pronto comprendemos que no vendrá nadie más. Así que decidimos dar comienzo a la ruta poniendo rumbo a Molina, pero en lugar de hacer la subida a Gebas, emularemos a Germán y Santiago y subiremos por la Cola de Caballo a Barqueros.
En Molina nos encontramos con José Pastor, más contento que un niño con zapatos nuevos, al que felicito desde aquí por la recuperación de sus queridas bicicletas, sustraídas de su domicilio por los amigos de lo ajeno.
Ya los tres en harmonía nos ponemos rumbo a Librilla, otra vez por los huertos. A ritmo subimos la Cola de Caballo. Un café en Barqueros al que se invita una incipiente lluvia que pronto va cogiendo fuerza y no nos abandonará  en todo el recorrido. Con la precaución necesaria en estos casos bajamos de Barqueros aunque en ocasiones vemos el digito de 60 en nuestros cuentakilómetros. Mojados pero contentos dejamos a Jose en Molina y volvemos a la Alcayna.

Saludos a todos Antonio Enrique.

3 comentarios:

  1. Buena crónica A. Enrique, y buen y numeroso grupo en la salida del sábado.

    ResponderEliminar
  2. Brillante crónica que demuestra tu pasión por nuestro deporte y nuestro Club. Enhorabuena Antonio Enrique.

    ResponderEliminar
  3. Buena crónica A Enrique!!! Fin de semana completo. Mi enhorabuena a Ramón. Como siempre lo mejor, la compañía!!!

    ResponderEliminar