viernes, 28 de junio de 2013

I Marcha ciclista Región de Murcia

Escrito por Abilio

          Siendo las 6.30 h. de la mañana del día 16 de Junio de 2013 abro los ojos sin despertador y sin nada a ver como está mi cuerpo después del mal día pasado el día anterior debido a una indisposición intestinal diarreica.

            Una vez tomado el desayuno pertinente para este tipo de eventos observo que mi cuerpo parece que esta normal y me pongo manos a la obra a prepararme la ropa para participar en dicha marcha cicloturista.

            Ya en la salida bajo el inmejorable entorno de la Plaza del Cardenal Belluga junto a la Catedral de Murcia veo un grupo de maillots blanquiverdes inconfundibles que nos saludamos como es de rigor. Cerquita de nosotros observo el coche de Ciclos Sarabia, que dado mi “habilidad” para las subidas, y abusando de mi confianza con ellos le digo que me reserven sitio en el coche por si me atasco subiendo, a lo que acceden sin poner dificultad alguna, diciéndome “Un cliente VIP como tú siempre tiene cabida en el coche”, lo cual es de agradecer.

            Bueno, vamos a lo que es en sí la marcha cicloturista la cual empezó a un ritmo frenético, pues menos mal que era controlada a una velocidad media de 25 km/h como decía el reglamento de la prueba. Llevados apenas 2 kilómetros se me iba el grupo por delante, teniendo ya que echar mano a la maneta del plato de 50 dientes y a la corona de 14 dientes y enlazar con el grupo allá casi en la población de Alcantarilla intentándome llevar a rueda a nuestra compañera Esmeralda, la cual seguía convaleciente de unas molestias en un gemelo de una de sus piernas.

            Nuestra primera sorpresa fue un cambio de itinerario por parte de la organización, metiéndonos por la Ribera de Molina y la Torre Alta, con sus estrecheces para tal pelotón agrupado. Os podéis imaginar que las manetas de freno eran accionadas constantemente. Así vamos pasando pueblos y pedanías dirección a Archena, cuando en el tramo que une Alguazas con Ceutí, me avisa un ciclista de otro equipo que una compañera mía había tenido una avería mecánica en su bicicleta. Me voy retrasando hasta que me adelantan prácticamente todos los coches de carrera hasta que a lo lejos diviso a Joao tirando como alma que lleva el diablo de Esmeralda y Helio, llegan a mi altura y empezamos una persecución a bloque a intentar empezar la subida a Ricote inmersos en el grupo o en sus estribaciones como mal menor.

            Llegamos a las primeras rampas dirección Ricote y comienzo la subida regulando y con cadencia para no quedarme atrancado en ninguna curva de ascenso, momento en el cual Helio incrementa el ritmo y me dice “hasta luego, voy a probarme” (La marcha de Moratalla se nota en la buena forma física), hasta que pasado el pueblo de Ricote una bala me pasa por la izquierda y era Joao enfervorizado subiendo, menudo maquinón, como hemos cambiado amigo ¡!!!! Con su cámara on board que hizo las delicias de los asistentes.

            Una vez alcanzada la cima, sorpresa ¡!!!!, nos encontramos con los “pata negra” del club a saber, Javier, Juan Antonio, Manolo, Juan Pedro….., etc con el permiso de Paco Lorca claro está, haciéndonos una foto bastante concurrida de nuestro gran equipo humano y deportivo.

            Después de varios toboganes llegamos a la localidad de Abarán la cual nos esperaba para el único avituallamiento de una jornada marcada por las altas temperaturas, mi gps en algunos tramos llegó a marcar hasta 40ºC.

            Salimos del avituallamiento dirección La Losilla y menudo rampón nos dedicó la organización hasta coger la N-301, marcando desniveles de hasta el 14% en algunos tramos.

            Llegando a la localidad de Ulea de pronto veo a un ciclista tirado en el arcén con otro compañero suyo haciéndole unos estiramientos en las piernas, estaba el pobre acalambrado debido a las altas temperaturas y al poco líquido ingerido entiendo yo.

            Pasando por segunda vez por Molina de Segura , de pronto la organización decide parar la carrera a la altura de la gasolinera del cabezo Cortao. No me extraña porque íbamos con bastante adelanto sobre al horario previsto, haciendo acopio de agua en la tienda para todos mis compañeros que venían deshidratados prácticamente.

            Ya bajando hacia la fabrica del preciado zumo cebada (véase Estrella de Levante) decidimos Juanjo, Helio, Joao, Jose y un servidor agruparnos para intentar llegar lo mas juntos posibles debido a una “insolación” creemos que padecía Esmeralda porque la pobre iba justita de piernas en el momento en el que el coche de Ciclos Sarabia y mas concretamente Antonio empieza a hablar por los altavoces del coche “Buen equipo éste, parece el Saeco de Cipollini que participaba en el tour de Francia…..,, etc.”.

            Sin mas contratiempos llegamos al Mesón la Torre donde terminaba dicha prueba cicloturista enganchándonos a la bañera de quintos que teníamos pegada a nosotros.

            Para mí uno de los momentos mas emotivos del dia fue cuando llegamos a la meta y nos chocamos las manos en señal de complicidad entre los que llegamos a la misma vez, desbordando compañerismo a raudales completando con la subida al pódium como uno de los equipos mas numerosos de la prueba.


            Hasta la próxima compañeros !!!!!


4 comentarios:

  1. Muy bien SR. ABILIO.habrá que nombrarte crónista oficial de las marchas.Eres un fenómeno, Saludos compañero

    ResponderEliminar
  2. Que pasada de crónica! Muy bien Abilio, retrata en la integra lo que ha sido la marcha. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Buena crónica, Abilio!. Lo de "pata negra" no se si tomármelo para bien o para mal :-) En cualquier caso, enhorabuena por ese fantástico reportaje.

    ResponderEliminar
  4. ¡Bravo Abilio! Como cronista eres extraordinario. Leyendo la crónica me ha dado la impresión de estar haciendo la marcha con vosotros.

    ResponderEliminar