domingo, 17 de abril de 2011

CRONICA RUTA DE PINILLA


Suena el despertador, son las 5,45 h, ¿qué coño hago sacando los pies de la cama?, creo que este club necesita una terapia de grupo y seguramente alguno acabaría en la cercana población de el Palmar.

Después de algún retrasillo partimos en nuestros coches hacia la residencia veraniega de nuestro Presidente para una hora y pico más tarde llegar a nuestro destino al cual el adjetivo de veraniego se lo quitamos en el momento que bajamos del coche. El pánico invade el ambiente, hace un frío de cojones, surge una pequeña revuelta en la que proponen irnos directamente al bar a beber bebidas de grado alcohólico superior a los 30º , lo cual podemos apaciguar alegando al heroicismo , y a la épica ( vaya pandilla de colgaos).

Empezamos a ponernos nuestra nueva ropa de verano que evidentemente no era suficiente para la jornada que nos esperaba y entonces, empieza el carnaval : nuestro presidente se viste del muñeco michelín, nuestro colombiano con su chubasquero capitán Pescanova, yo con los manguitos de Eufe, el duendecillo silvestre , Pedro con su salto de cama y estrenando la Trek madame serie salida 80, ósea de puta, mientras que, el caballo desbocao y Eufe iban rigurosamente vestidos y Pedro “ el doctore” nuestra nueva incorporación tuvo el acierto de aparecer vestido de invierno.

Iniciamos la marcha bajando a Molinicos para empezar a subir el primer puerto donde se juega el primer lomo de orza, del cual poco puedo narrar por subirlo en el autobús acompañado del duendecillo, de la madame y de nuestro afable preparador al cual según sumábamos kilómetros se le iba cambiando el semblante y la expresión bondadosa para acabar subiendo las últimas rampas con colmillos afilados y un cuchillo en la boca (que miedo, que transformación). Según me cuenta subieron a ritmo marcado por Rocinante siendo seguido por Eufe, Cacaíto, y el Doctore del que tampoco me fío, tiene algún interés común con Eufe. En definitiva se pegaron varios hachazos coronando primero Eufe.

Una vez reagrupados iniciamos el descenso al centro de la tierra donde los continuos baches nos hace a Eufe y a mí empezar a alucinar como si estuviéramos en un fumadero de opio, duendecillo por aquí, duendecillo en el jardín, los zapatos con las puntas para arriba, estate quieto que eres de barro, etc etc. * para definitivamente terminar el eterna bajada y salir indemnes de la alucinación.
Tras unos kilómetros de falso llano donde empieza a resentirse nuestro duende empezamos el segundo puerto, no tardando las hostilidades, y como siempre con sonido de herraduras para seguirlo Cacaíto, el preparador que ya se le empezaban a ver los dientecillos y el doctore, que vino guerrillero y gran animador de la jornada quedándonos más tranquilamente la madame , Eufe y un servidor marchando mas descolgado el flautista de hamelin o duendecillo, Peter Pan , San Patrick patrón de Irlanda etc. , etc., vaya día llevó el pobre con la equipación de invierno.
Cuando el cuarteto de escapados nos llevaban unos 150 metros de ventaja, la pastilla le hace efecto a Eufe y pone un ritmo endiablado que de forma inconsciente me pongo a seguir lo cual nos hace enlazar a 200 metros de coronar y justo es cuando estalla la caja de los truenos produciéndose un esprint que gana nuestro doctore.

Se inicia una nueva reagrupación con un pequeño retraso, nuestro caribeño decide elaborar un mojo picón dejándolo de forma desprendida para los simpáticos lugareños que con tanto cariño nos acogieron. Iniciada la marcha llegamos a las proximidades de Ayna realizando un descenso con vistas espectaculares del rio y de dicha población, negociando unas impresionantes curvas en herradura para ir atravesando la montaña por pequeños túneles y tras cruzar el puente más grande del mundo iniciamos nuestro último puerto que comienza con el mismo protagonista equino acuciado por la posibilidad de perder el autobús y seguido por el doctore y el rey de la bachata , quedando el resto agrupado a excepción del hombrecillo verde que demostró tenerlos muy bien puestos.

Es en este momento donde le salen los colmillos, las garras y se le eriza el lomo a nuestro presidente el cual con mucha sicología y mala leche nos indica hasta donde tenemos que llegar y lo duro que será lo cual acompañado de un fuerte cambio de ritmo me pesa como una losa. Según me cuentan , no todo acaba aquí , ya que realiza una indicación de distancia no del todo rigurosa lo que hace que la madame ataque para después hacer lo que más le gusta: “ abrirse de patas “ todo esto seguido de Eufe mientras que en cabeza se alternan ataques constantes entre nuestro incombustible percherón , el del mojo picón , y el doctore que al final tuvo un encuentro con un señor que llevaba una azada, o un legón, o ahhhh un mazo, siendo el ajo mataero ( producto gastronómico típico de la mancha que en estos lares sustituye al jamón) para el del mojo picón, vamos que hubo intercambio cultural-gastronómico.

Llegados a Villa-preparador abominable nos vestimos como flechas para iniciar el segundo tiempo, disfrutando de las viandas de la zona y de animadas conversaciones y bromas en el mejor de los ambientes que nos animan a repetir eventos de este tipo para también alimentar la camaradería y fortalecer la buena amistada que se ha creado entre todos nosotros.

* Pensamientos difíciles de entender si no estás bajo los efectos de alucinógenos

7 comentarios:

  1. Buenísima crónica Nacho, aunque se te olvidó mi pinchazo. Una jornada para volver a repetir y hacerla como una clásica para el club.
    Sr.Preparador,mis felicitaciones.Eres grande,muy bien planificado todo.
    Opino que la ruta a la inversa tiene que ser algo más dura.

    ResponderEliminar
  2. Mi enhorabuena Antonio Enrrique, una vez mas te has superado, gran ruta preciosos parages, solo nos fallo el tiempo, el año que viene la hacemos en verano. bueno por que no este verano.
    Nacho buena cronica, solo he tenido que leerla tres veces para entenderla.
    Pedro muy chula tu nueva bici, que la disfrutes. Dar la bienvenida al doctor guerrillero, que animo
    mucho el recorrido, Paco hizo un etapon, Javier en su linea pero esta aprendiendo mucho pronto nos quitara los jamones, Ruben buena etapa, quedamos un dia para jugar al tenis,
    GRACIAS A TOTOS POR EL BUEN DIA DE CICLISMO QUE COMPARTIMOS.

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo Juan Pedro, la crónica bastante complicada, más que la propia etapa. Creo que al cronista se le subió el lomo de orza a la "cabeza" no dejándole escribir claramente, o fueron los huevos fritos, jajajaaaa.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Nacho por esas maravillosas crónicas a las que nos tienes acostumbrados. Solo una observación; me has identificado de tantas formas distintas, que ya no sé quién soy y eso me está creando una crisis de identidad importante. ¡Vamos! Que necesito un psiquiatra ya. El Sr. Presidente es Javier Villarreal, al cual hemos echado de menos (como a otros) este día, que seguro lo hubiera disfrutado. Yo bastante tengo con la vicepresidencia.
    Muchas gracias por los comentarios favorables, pero con compañeros como vosotros es difícil que no salga bien.
    ¡Ahora! Se le ha olvidado mencionar, su empeño por entrar con el coche dentro del restaurante.

    ResponderEliminar
  5. Joder con el Nacho!!Lo tuyo debería haber sido el club de la comedia,te forras seguro,como se dice aquí en Murcia que "pija de reir".Las etapas así son más divertidas,no falta de nada,compañerismo cuando alguien lo necesita,escapadas en solitario,sprint final,bajadas vetiginosas,trabajo en equipo,pinchazos,pájaras,pajaros,pajarracos ,momentos "All Bran",etc.Ha sido una verdadera clásica o mítica etapa de una grande.Me parece que Paco y yo vamos a ser los unicos duendecillos del pelotón,eso sí como vea unos botines de punta y un gorrillo me lo pillo seguro!!Que estampa.Deberiamos de ir todos iguales lo digo por la imagen y corporativismo,jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Antonio me he dejado llevar y te he subido el rango. Confío que a nuestro presidente no le siente mal. No ha sido premeditado.

    ResponderEliminar
  7. Soy Pedro (Doctore)

    Muy buena crónica, Nacho, la has narrado al pelo. Sólo te haré la observación de que el tío que había en el puerto de Ayora no llevaba un mazo, llevaba un pino arrancao del suelo con raices y todo que me dejó las jumas en el casco...jajaja.

    Felicidades Antonio Enrique por la organización de la marcha, mira que me imaginaba que los paisajes y la ruta sería muy chula ya que me lo habías dicho varias veces, pero la verdad que superó mis expectativas.

    A los demás, un placer haber disfrutado con vosotros de un día así. Estoy deseando volver a compartir otra salidica de estas.

    ResponderEliminar