miércoles, 22 de junio de 2016

Crónica del Domingo 19 de Junio.

Por Abilio Gallar


Domingo 19 de Junio de 2016, en el día después de la archiconocida y como no podía ser de otro modo dantesca marcha QH debido a las condiciones metereológicas adversas y desde aquí dar la enhorabuena a nuestros valientes compañeros que pudieron finalizarla, nos disponíamos a vivir y a pedalear a través de sus pocos mas de 70 Kms por los alrededores de Molina de Segura una etapa marcada en el calendario del club como la D.24, una etapa que tenía ciertas dificultades más por la velocidad que por las dificultades orográficas del terreno.

              Entre los asistentes, la presencia de la familia Villarreal, Antonio Enrique, Paco Cantero, Paco Jiménez, Pedro Sánchez Angulo, Carlos, Eloy, y un servidor, espero no me haya dejado a nadie en el tintero.
 
                  Cogemos dirección el Llano de Molina, para dirigirnos Ceutí, siempre a buen ritmo, empujados por los Villarreales y un gran Eloy, como se nota la juventud, y a alguno de nosotros ya ibamos jurando en arameo por la cola del grupo.

                  Dejamos la carretera que une Ceutí con Archena para dirigirnos hacia la ctra. de Mula y abordamos el primer repecho de entidad , el cual se sube a un ritmo durillo que va dejando mella en algunos corredores y los gps empiezan a pitar como desalmados por superar limites de frecuencia cardiaca.

                  Nos adentramos en la carretera que une Ceutí con el cruce de Mula-Yéchar, y como es habitual empezamos a sentir en nuestras piernas esos campos magnéticos que depara dicha carretera en la que la bicicleta no avanza por muchos vatios que le metamos el pedalier, mientras tanto siguen en cabeza Javier junior y Eloy poniendo un ritmito que ojo al dato alguno iba a ser eliminado antes del cruce de Mula, no sin antes adelantar de forma bárbara a los integrantes del equipo "Gewiss-murciano" , mítico equipo italiano de los años 80/90 para los no iniciados.

                 
Viendo que ralentizan la marcha los mencionados con anterioridad me viene el minuto bueno y hago un relevo de calidad para que la música no pare, y lo que es que sin querer Carlos y Paco Cantero quedan eliminados a lo que abandono el grupo principal y me dejo caer para por lo menos echar una mano a Paco  en los dos rampones que quedaban para el cruce de Mula.

                  Una vez todos reagrupados cogemos direccion Archena picando para abajo con lo que afloran los grandes desarrollos de nuestras bicicletas, bajando a ritmo endiablado no en vano mi gps en algún punto de la bajada logré divisar la nada despreciable cifra de 61 Km/h. moviendo por lo que a mi respecta mi plato de 52 dientes que llevo desde hace ya algunos meses. Dicho descenso sirve para recuperar un poco de los kilómetros recorridos con anterioridad, dando un último relevo en subida con el piñón de 11 dientes que los saco un poco de rueda a todo el grupo, dejandome casi todas mis fuerzas disponibles para la etapa.




                  En los siguientes kilómetros íbamos a enlazar diversas redondas con algun tramo de carretera pestosilla antes de coger propiamente la carretera del Fenazar, carretera estrechita sin arcén con bastante tráfico y lo que a lo lejos diviso lo que en un principio me creía que era alguien que estaba haciendo auto-stop , es lo que tiene ser miope e ir cerrando el grupo, y nada mas lejos de la realidad era la misma y presente GUARDIA CIVIL de la agrupación de Tráfico, que nos hace el alto , con lo que nos paramos todos en un espacio abierto esperando a ver que discurso nos iba a dar el Sr. Agente o en el peor de los casos tomarnos el folio a más de uno. Dicho personaje nos advierte que vamos en carretera fatalmente mal, que no podemos ir estorbando a los demas coches, que podemos ir en paralelo pero uno en el arcen y otro pisando la raya continua de dicho arcen, en fin, una serie de consejos que ellos mismos saben que es imposible de llevar, dado el mal estado de los arcenes de las carreteras de esta region. Se pudo deducir que dicho agente sus palabras estaba esperando que alguien le contestara para meterle el rejón en forma de sanción administrativa pero se quedó con las ganas porque alli nadie replicó, excepto Javier Senior, que una vez lanzada la caña por el sr. agente que para hablar que nos pongamos los cascos , le replicó nuestro compañero que eso estaba prohibido a lo que al agente respondió con una picarona sonrisa como diciendo la próxima vez os clujo.

                  Una vez abandonado dicho control policial, intentamos ir en fila de a uno por las carreteras que nos tocaba circular, cogemos el tramo direccion el Fenazar pasando por el entronque del trasvase a lo que Antonio Enrique decide abandonar la marcha del grupo.

                  Los demás seguimos por dicha carretera que tenia algun repechito que otro salpicados con un poco de viento lateral lo que hace mas incomoda la marcha, en la cual, Paco Cantero, cuando se empieza a empinar la cosa cede terreno a lo que nos quedamos Carlos, Javier y un servidor para por lo menos llegar al Fenazar los cuatro juntos sin apenas problemas siempre llevados por un ritmo sostenido de Carlos fácilmente soportados por nosotros cuatro, y mientras tanto por delante Paco Jimenez, Javier senior y Eloy se habian destacado ya desde hacia algunos kilómetros.

                  Pasado el Fenazar Javier se lamenta que se nos había ido el "caballo" por delante, no en vano, pese a la dificultad de enlazar con los de delante, no desesperamos en nuestro empeño y al final logramos enlazar con los de delante que, dicho sea de paso, habían parado para reorganizarnos todos y llegar mas o menos todos juntos a Fortuna.

                  Despues de algunos compañeros evacuar "aguas menores", nos dirigimos hacia los Baños de Fortuna, para coger la carretera de circunvalación de Fortuna, dando un viento relativamente fuerte en contra a lo que intentamos organizarnos por relevos, pese al escaqueo inicial de algunos compañeros al final todos entrabamos al relevo llegando rapidamente ya a la carretera de la Alcayna desde Fortuna no parando el ritmo en ningun momento partiendose nuevamente el grupo llegando al cruce de los Valientes, esperando algunos el repecho de Ares para lanzar el último ataque del día.


                  Sin más dilación llegamos todos a la Alcayna con una media de 27,3 km/h nada despreciable,  dando cuenta de alguna bebida recuperadora y comentando aspectos sufridos durante la jornada ciclista poniendo mayor énfasis en los Sres. de la Guardia Civil, que a ver si tanto controlar a los ciclistas controlan tambien si cumplen los adelantamientos con el 1,5 mtros reglamentarios cosa que creo que pasan bastante por alto.

                  Y como siempre digo, lo que no han podido o no han querido venir se han perdido una jornada emocionante de ciclismo y a los presentes decirles que hasta la próxima y para terminar comentar ¡ que largo se hace Le mur  Saint Abilio !! después de dos quintos de zumo de cebada dirección Altorreal.

Nos vemos !!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario