martes, 11 de febrero de 2014

Salida de carretera del sábado 8 de febrero de 2014

Por Abilio Gallar.

Sábado 8 de Febrero de 2.014, suena el despertador, son las 06.45 horas de la mañana , levanto la persiana y observo la ausencia total de viento, y me digo –NO HAY EXCUSA, a lo que me pongo manos a la obra para prepararme para una jornada de ciclismo del bueno allá donde se precie.


Tostada de mermelada, frutas con yogur, barrita de cereales y algún complemento más alimenticio para afrontar en principio la ruta corta, mi cuerpo no da para mucho más de momento.

Llego al punto de encuentro esperando la llegada de mis compañeros que vienen de la Alcayna y me encuentro a Manolo, a lo cual se unen algún antiguo compañero de fatigas con los colores del Club Ciclista Rubén Fernández, mas conocido como el “escayolas”.

Ya todos juntos, comenzamos de verdad la jornada ciclista, abandonando Molina de Segura y encaminándonos hacia Alcantarilla pasando por la Ribera de Molina, TorreAlta, etc. Antes de proseguir con la crónica, nombrar a los compañeros del nuestro club que éramos de la partida, Pedro Guerrero, Juan Pedro, Juanjo, Manolo, Germán, un servidor y la incorporación de Miguel.

Llegamos a un ritmo más que aceptable a Alcantarilla, ya con la compañía de nuestro inseparable y amigo “EOLO” cogiendo la variante dirección Sangonera la Verde y la antigua carretera de Mazarrón por las ya conocidas avenidas rectas y anchas a lo cual se produce el primer movimiento serio de la jornada , los componentes del club de Rubén Fernández debido a la alta velocidad producen en las últimas unidades del grupo un látigo de los que hacen afición a lo que nuestro “capo” de equipo, Pedro Guerrero, coge el toro por los cuernos y empieza a dar órdenes a los más débiles de ir cogiendo rueda y que el ritmo lo ponemos nosotros.


Afrontamos la primera dificultad de la jornada con el ya archi-conocido repecho del Cañarico al que nadie se mueve debido al fuerte viento en contra que tenemos que ir soportando durante bastantes kilómetros, a lo que Pedro me comenta –“HOY HACES LA RUTA COMPLETA SÍ O SÍ”, a lo que empiezo a sentir un flaqueo de piernas porque pienso que no estoy preparado para ello.

Llegamos a la mítica localidad de Librilla y emprendemos todos los componentes del grupo camino hacia Gebas, me dirijo hacia Pedro Guerrero y le comento, “TU QUIERES LLEGAR AL POSTRE A CARAVACA, NO ?”, y claro un viejo zorro como él, me dice “VAS A HACER UNA SUBIDA QUE NO TE VAS NI A ENTERAR”, ufffff, sentía que iba a ser emocionante la jornada.

Comenzamos la ascensión al único puerto de la jornada, y mi maestro empieza con su recital de consejos sobre que piñones poner, cadencia, respiración , motivación...., etc.

Por delante ya se habían marchado Manolo, Juan Pedro y Germán, quedando a unos metros por delante de nosotros Juanjo y Miguel, y después nosotros y los invitados que llevabamos en la jornada.

Cuando faltaban unos 5 kilómetros para coronar Gebas, mi maestro me dice, “ya le vamos comiendo terreno al alumno de Juanjo”, a lo que me voy animando cada vez más, “baja un piñon, respira, sube un piñón, baja la cadencia de pedaleo, levántate , relaja las piernas.....” en fín, que ya quisiera Carlos Sainz haber llevado a un copiloto así y no decir la célebre frase “trata de arrancarlo Carlos, trata de arrancarlo”, j aja ja .

Realmente acababa de ver escondido entre los pinos al tío del mazo como diría Perico Delgado, y creo que le dio en todo el costillar a nuestro compañero Miguel, a lo que lo pasamos con una facilidad pasmosa siempre guiado por mi maestro Pedro Guerrero.

Me va diciendo, 30 segundos de ventaja, miro para atrás, y efectivamente, no vienen, al rato me va diciendo diferencias de casi 3 minutos de ventaja en la cima del puerto.


Nos reagrupamos todos los componentes del grupo en el barecillo de Gebas, tomando alguno algún refrigerio y emprendemos seguidamente rumbo hacia Fuente Librilla a un ritmo endiablado y a la salida de ésta localidad, en el primer repecho duro que hay, observo que Miguel flaqueaba de manera acusada, a lo que me quedo con él como buen compañero que hay que ser, y seguidamente a unos pocos kilómetros también esperaban Juanjo y Germán, llegando a Alcantarilla sin prisa pero sin pausa, esperándonos allí Manolo y Juan Pedro.

Todos juntos ya a ritmo mas pausado llegamos a Molina de Segura, sin contratiempo alguno, animando sin parar a Miguel, para que los pocos kilómetros que quedaban para su fín fueran lo mas llevaderos posibles.

En la rotonda de caramelos vidal, nos despedimos de los demas Manolo y yo, desviandonos hacia Altorreal, y no sin dificultades para mí , y que mi gps marcaba ya la centena de kilómetros y todavía me faltaba un muro que superar hasta llegar a mi casa.

En fín, un placer haber rodado con mis compañeros de club , y espero repetir esto durante muchas jornadas más y a los ausentes, les esperamos con los brazos abiertos.

Nos vemos !!!!

3 comentarios:

  1. Buena crónica Abilio. Vaya pedazo de desayuno!!!!! Y eso que pensabas hacer la corta. Jajaja.
    Mención especial a la nueva incorporación, Miguel López, que en su tercera salida se pegó la ruta larga de 100 km con subida a Gebas incluida.
    Buena mañana de ciclismo, y como siempre mejor compañía!! La semana que viene más.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena salida que gracias a mis compañeros la pude terminar gracias.

    ResponderEliminar
  3. Divertida crónica!!! Destacar el enorme esfuerzo de Abilio y Miguel para completar una exigente etapa y la unión del grupo en esos momentos difíciles para ellos. Felicidades a ambos. Ahora a por la próxima!!!!.

    Pedro.

    ResponderEliminar